Demanda activa frente a demanda pasiva. Facebook Ads o Google Ads


Categoría: Publicidad - min. de lectura

¿Sabes si tu producto o servicio tiene demanda activa o demanda pasiva? y porqué es importante saber esto antes de invertir en publicidad online.

En este artículo del blog voy a explicartelo.

Muchos de mis clientes tienes un negocio local o un negocio online funcionando y piensan que hacer anuncios en Facebook o en Google puede ayudarles a conseguir más clientes.

Tienen razón.

Pero no tienen claro por dónde empezar. ¿Qué es mejor anunciarse en Google Ads o en Facebook Ads (que también incluye los anuncios en Instagram)? 

Han visto anuncios de la competencia o de otros productos o servicios que les ha llamado la atención. Saben que los clientes están en Internet y hay que llamar su atención.

Ventajas de la publicidad online

Una de las ventajas de la publicidad pagada, también llamada PPC (pago por click), es que puede ser utilizada para múltiples objetivos de un negocio. No solo para conseguir más clientes. 

A continuación te enseño ejemplos de objetivos para campañas de publicidad online. 

  • Validar nuestra idea de negocio, saber si hay demanda
  • Vender x productos en x tiempo (tiendas online)
  • Que nos conozcan (que nuestra marca se haga reconocible)
  • Ganar seguidores en nuestras redes sociales.
  • Más clientes:
    • Que vengan a nuestro local
    • Captar leads (suscriptores)
    • Que nos soliciten presupuesto
    • Que nos contacten

Además de para validar una idea de negocio como dije más arriba, la publicidad online nos ofrece otros Beneficios:

  • Posicionarnos de manera rápida en un sector (a diferencia del posicionamiento orgánico en Google).
  • Nos ofrecen datos para medir, comparar y analizar los resultados para mejorar nuestras futuras campañas
  • Podemos segmentar la audiencia por intereses, área geográfica, idioma…
  • Podemos comprobar el retorno de la inversión y mejorar nuestro ratio de conversión.

Definir una estrategia de publicidad online

Antes de gastar un solo euro tienes que definir una estrategia de publicidad online. En la que se debe incluir un presupuesto, definir unos objetivos y establecer un periodo de tiempo en que realizaremos las campañas. 

Dentro de esta estrategia y como paso previo debemos conocer nuestro negocio y a nuestro cliente o público objetivo.

Y aquí es donde entra en juego la demanda activa y la demanda pasiva.

¿Qué es la demanda activa?

Cuando tenemos una necesidad concreta de un producto o servicio tenemos una demanda activa. Lo que nos lleva a buscar información, preguntar y finalmente contactar con las empresas que nos puedan satisfacer esa necesidad. La demanda activa es aquella en la que el cliente busca solucionar un problema o necesidad lo que le lleva a tomar una serie de acciones.

Por ejemplo. A Miguel se le acaba romper una tubería en casa y necesita un fontanero. ¿Cómo decide a qué fontanero llamar? Primero llama a su cuñado y le pregunta por el fontanero que le fue a su casa el mes pasado por una avería similar. Le pregunta su opinión y si se lo recomienda. De paso le pido su número de teléfono. Es lo que se conoce como marketing de boca oreja. 🙂

¿Qué es la demanda pasiva?

Cuando no sabemos que necesitamos o queremos un producto o servicio pero si nos lo ofrecen podemos llegar a pagar por el. Esta es la demanda pasiva.

Puede ser que ni siquiera sepamos que existe ese producto por que es muy novedoso. Si no sabemos que existe, no sabíamos que lo necesitábamos o que lo queríamos.

Juan ha abierto un restaurante mexicano en la ciudad. Es el único restaurante mexicano en ese barrio. Juan decide hacer flayers anunciando la nueva apertura con el menú y los precios, con fotos, la dirección y el teléfono. Aquellos vecinos que vieron el flayer y acudieron al restaurante de Juan tenían una demanda pasiva.

Google Ads vs Facebook Ads

¿Y por qué necesito saber la diferente demanda de mi producto o servicio para elegir Google Ads o Facebook Ads?

Supongo que te abras dado cuenta que Google Ads es más adecuado para satisfacer la demanda activa. 

el cuñado de Miguel no le dio una muy buena opinión del fontanero aquel.Así que Miguel decidió buscar en Google. Fontaneros urgente Madrid. El resultado fue una lista de profesionales con páginas web. Pero antes un pequeño mapa de GoogleMaps destacaba a tres profesionales. Los más cercanos a su ubicación.

Pero antes del mapa, Google muestra anuncios que apenas se distinguen de los resultados orgánicos (no pagados). Estos anuncios también son fontaneros que han decidido pagar a Google para salir por encima del mapa y del resto de resultados y así tener más posibilidades de que Miguel le llame a ellos en lugar de la competencia. 

Juan, tras consultar con un profesional del márketing digital y del SEO Local, se dió cuenta que nadie (o muy poca gente) iba a buscar en Google un restaurante en aquel barrio. Todos los vecinos saben que allí no hay ningún restaurante Mexicano.

Ellos basaron su campaña de publicidad online en redes sociales. Concretamente en Facebook e Instagram. Tuvieron que segmentar muy bien a su audiencia. Es decir, decidir a quién se le debía enseñar sus anuncios. 

Decidieron que su anuncio sólo se mostrase en una extensión de 10 kilómetros a la redonda de su restaurante y escogieron un rango de edad de entre 30 y 50 años. Podrían segmentar mucho más por intereses (comida mexicana, restaurantes….) pero decidieron dejarlo así ya que al ser un negocio local con un límite geográfico tan pequeño, el público objetivo se reduciría demasiado.

Crearon un anuncio llamativo con imágenes de comida mexicana y del local señalando la ubicación y la fecha de inauguración.

Qué es el Remárketing o la posibilidad de combinar ambas plataformas de publicidad online.

Pero no todo es blanco o negro en el márketing digital. ¿Se puede utilizar a la vez anuncios en Google Ads y Facebook Ads?

Una vez tengamos claro el tipo de demanda (activa o pasiva) de nuestro producto o servicio, sí se puede combinar Facebook Ads y Google Ads. Pero debemos hacerlo de la manera correcta.

Y es aquí donde entra en juego el remárketing. Es decir, la posibilidad de seguir por internet a nuestro posible cliente.

Si la demanda es activa, cuando un usuario pincha en nuestro anuncio de Google Ads tras realizar una búsqueda. Navegó por nuestra web, pero no realizó la acción que nosotros esperábamos: Rellenar un formulario, llamarnos por telefono, finalizar una compra…

Gracias al Pixel de Facebook, podemos seguir a ese posible cliente por las esta red social (e Instagram) y allí volver a mostrarle anuncios relevantes para que regrese a nuestro sitio web.

Si la demanda es pasiva, cuando un usuario llega a nuestra web gracias a un anuncio de Facebook Ads también podremos mostrarle anuncios en otras páginas web que visite posteriormente gracias a la red de Display de Google. Que son los banners que Google coloca en otros sitios web con anuncios relevantes al usuario, en base a su historial de navegación (entre otros factores).

Sabemos que un usuario necesita cada vez más impactos de una marca, producto o servicio, para confiar sus datos o realizar una compra. El remarketing nos permite recordarle que estamos esperándole para ofrecerle lo que necesita.

Demanda Activa vs Demanda pasiva en el SEO

Hasta aquí he hablado de la necesidad de diferenciar la demanda activa de la demanda pasiva para definir una estrategia de publicidad pagada.

Pero si lo que queremos es trabajar nuestro posicionamiento orgánico en Internet (en Google principalmente), lo aprendido hasta aquí también nos ayudará. Pero lo aplicaremos de otra manera.

Y eso lo veremos en un posterior post de este blog.

About the Author

{"email":"Dirección de email no válida","url":"web incorrecta","required":"Falta(n) campo(s) obligatorio(s)"}

hola

¿Necesitas ayuda con tu Negocio Local?

Rellena el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo lo más rápido posible. ¿Puedes dejarnos un enlace a tu negocio?

>